REAL MADRID 112-83 NIZHNY NOVGOROD

Podríamos hablar de muchas cosas sobre el partido entre el Real Madrid y el Nizhny Novgorod ruso, pero todo se puede resumir con un único nombre: Jaycee Carroll. El norteamericano disputó 21 minutos de ensueño y salió en el segundo cuarto para arrasar allá por donde pasó, 25 puntos anotados hasta el descanso merced a seis triples con un sólo fallo. Aceptó el reto Rochestie, que también le cogió el gusto a lo de acaparar los ataques de los suyos y acumuló 16 puntos también en los dos primeros cuartos, era la única opción clara del Nizhny.

La actuación en esta primera mitad de Jaycee Carroll influyó en sus compañeros que hicieron recordar el gran baloncesto que la pasada temporada se desplegó sobre el parqué del Palacio de los Deportes. Fue una luz muy brillante en un inicio de campaña con muchas sombras en el juego. Sergio Rodríguez, Sergio Llull, Rudy Fernández, Marcus Slaughter, Salah Mejri, Felipe Reyes… todos entraron en el ritmo de partido kamikaze y siguieron la mecha que había encendido Carroll.

El partido fue un compromiso ya cumplido que deja un punto negativo en la defensa, permitiendo que un débil rival se vaya hasta los 83 puntos, en el próximo partido de ACB se verá si fue fruto de la relajación o los de Laso deben aplicarse atrás.

ELB1415J4RMANOZStats