Los Wildcats ganaron el segundo título nacional de su historia este lunes con un final espectacular que pasará a la historia, un triple sobre la bocina que Kris Jenkins se veía obligado a realizar tras ver cómo North Carolina había hecho lo mismo cinco segundos antes en las manos de Marcus Paige. Ambos lanzamientos entraron y la locura se desató en Houston, unos por la alegría y otros por haberse visto tan cerca de la gloria.

Villanova se aprovechó de un parcial de 19-5 sobre los Tar Heels en los primeros diez minutos para tomar el control del partido en la segunda parte. Supieron ampliar la renta en el luminoso hasta 10 puntos con menos de seis minutos para la finalización. Siete puntos de manera consecutiva situó a North Carolina con opciones de triunfo en los últimos suspiros.

Los Wildcats estuvieron liderados por los dos hombres exteriores: Phil booth (20 puntos) y Ryan Archidiácono (16). Éste último fue nombrado como jugador más destacado. Fue el encargado de dar el último pase para que Jenkins convirtiera el sueño en realidad.