Después de su debut en la Summer League de la NBA con Dallas Mavericks, pudimos charlar con Pablo Aguilar sobre la experiencia de jugar en el baloncesto norteamericano. Después de muchos días días de trabajo en Texas pudo comprobar que ‘la manera de entrenar aquí es diferente que la de España’. Lo hizo con una franquicia que es ‘increíble a nivel de organización’ y que les ha recibido ‘como si fueran uno más de la primera plantilla’

Sus objetivos en estos días en Las Vegas son claros: ‘El tiempo que esté en pista tengo que jugar como sé hacerlo y aprovechar los minutos’. Ponerse esa camiseta y debutar en Estados Unidos es ‘un sueño cumplido’ y le permite valorar el nivel que hay en la liga: ‘En cada equipo hay tres o cuatro jugadores que llevan la voz cantante y es por ellos por los que se hace esta liga de verano. En torno a estos jugadores se monta todo. Ellos tienen muy buen nivel y en el resto hay de todo’.