Pau

España arrasó a su rival desde el salto inicial a una Venezuela que lo puso fácil y apenas opuso resistencia. Lejos de ser el equipo que hace dos días pudo contener a los jugadores de Sergio Scariolo, la ‘vinotinto’ se dejó ir en un encuentro sin historia en el Pabellón Pisuerga (91-55).

Un parcial 15-0 de inicio daba buena fe de las mejoras de la selección, que además estuvo más acertada desde la línea de tres puntos. A mitad del encuentro los españoles ya contaban con más de veinte puntos de renta pese al buen hacer de Gregory Vargas (48-25). La segunda parte no fue sino un calco de la primera, con España marcando el ritmo y Venezuela aguantando a duras penas. Los jugadores de Scariolo acabaron de sentenciar el partido –por si le quedaba alguna esperanza a los venezolanos– en el tercer cuarto con un demoledor parcial 23-9.

Analizamos los detalles clave del partido.

1. Reconciliación con el triple

El combinado español parece que empieza a afinar la muñeca ahora que nos acercamos al tramo final de la preparación. Nikola Mirotic y Sergio Rodríguez destaparon el tarro de las esencias desde el perímetro en los primeros minutos, animando al resto. Los españoles se encontraron más cómodos desde el triple, lo que unido al buen trabajo en la pintura se tradujo en parciales positivos a lo largo del choque.

2. Sergio Rodríguez pone la magia

Sergio Rodríguez puso la chispa a un partido que quedó encallado a mitad del segundo cuarto, cuando la anotación empezaba a decaer. España, sin perder su ventaja, estuvo más errática y tuvo más dificultades para seguir aumentando su renta, pero el base canario tuvo recursos para desatascar el encuentro. Además, unos cuantos malabares con el balón bastaron para animar al público vallisoletano, que le dedicó grandes ovaciones.

3. Ahora Scariolo debe decidir

Con Abrines de regreso tras firmar con los Thunder, a partir de ahora el técnico italiano por fin podrá contar con todos sus efectivos. Se acabaron los viajes a Estados Unidos y los jugadores con molestias las van dejando atrás. El alero del Barça solo ha podido disputar un amistoso (el de Angola) mientras San Emeterio ha tenido más oportunidades para destacar. Entre ellos estará el último descarte.

4. San Emeterio vuelve al Pisuerga

El encuentro en Valladolid revistió especial importancia para el jugador del Valencia Basket. Aunque  nació en Santander, San Emeterio se formó en las categorías inferiores del club pucelano. ‘San Eme’ hizo su debut en la ACB en 2001 en el Club Baloncesto Valladolid y el público mostró especial complicidad con él, vitoreando cada acción.