La nueva Euroliga va perfilando sus principales novedades de cara a la próxima temporada. Además del nuevo formato de competición, la organización ha informado que habrá un nuevo criterio arbitral con el ánimo de preservar el atractivo del juego. Los entrenadores de los equipos se han reunido con el Departamento de Arbitraje y han acordado que a partir de la campaña 2016/17 las faltas tácticas se tratarán como antideportivas.

Las faltas tácticas se han utilizado en los últimos años para interrumpir el juego, alargándolo más de lo necesario, en especial en los contraataques y al final de los encuentros. Por ello han decidido aplicar una regla que define faltas antideportivas (dos tiros libres y nueva posesión del balón) cuando el defensor no hace intención de jugar la pelota. De este modo se pretende que el juego sea más rápido y atractivo para los aficionados.