Michael Jordan pasó un día fabuloso junto a todos los niños que participan en su Campus de baloncesto, además estuvo rodeado de otros jugadores y excusadores importantes que le retaron. Chris Paul, base de los Clippers, le hizo prometer que si fallaba tres lanzamientos compraría unas zapatillas a cada niño del campus. Los nervios no pudieron con Jordan, demostró por qué es el mejor jugador de todos los tiempos…

Un vídeo publicado por COACH SPOON (@coachspoon2) el

Tras sus aciertos, Michael Jordan quiso dar una oportunidad más a los niños, y esta vez el reto era para Chris Paul. Si el jugador de los Clippers anotaba todos sus tiros desde fuera del perímetro, cada chaval se llevaría esas zapatillas prometidas. Estuvo cerca, pero el último tiro le jugó una mala pasada.

Un vídeo publicado por COACH SPOON (@coachspoon2) el

No ha sido la primera vez que Michael Jordan organiza un concurso de tiro de este tipo, el año pasado fue Jimmy Butler el que salió aleccionado por el mejor de todos los tiempos delante de todos los niños en ese mismo campus.