«Hola a todos, soy Michael Jordan«, así se presentó el legendario Kareem Abdul-Jabbar en la Convención del Partido Demócrata en Philadelphia. De esta manera tan original el ex jugador quiso mostrar su apoyo a Hillary Clinton, ya que según él: «Sé que Donald Trump no notaría la diferencia«.

Esta curiosa intervención arrancó miles de aplausos ya que Abdul-Jabbar escogió su actual nombre, Kareem, después de convertirse al islam a finales de 1971. El discurso criticaba las políticas que Trump, el candidato republicano, quiere llevar a cabo: «La intención de Trump de registrar a cada musulmán e impedir que entren en nuestro país es la tiranía que (Thomas) Jefferson aborrecía«.