REAL MADRID 99 – 78 FC BARCELONA
El Real Madrid se adjudicó en Vitoria el primer título de la temporada tras derrotar al FC Barcelona en un encuentro que dominaron de principio a fin. Sergio Llull, MVP del partido, se lució anotando 21 puntos y alcanzando los 23 de valoración, aunque tampoco quiso pasar desapercibido Rudy Fernández con 15 puntos y 23 de valoración. Los catalanes no tuvieron ninguna opción contra un Real Madrid que se mostró superior en todas las facetas del juego y que, al igual que el año pasado, cuenta con una plantilla excepcional.

Quizá el conjunto catalán se confió demasiado después de arrollar al Laboral Kutxa en el partido anterior o quizá el Madrid salió más centrado para evitar sufrir tanto como en su semifinal contra el Valencia Basket. Sea como fuere, los hombres de Pablo Laso pusieron la directa hacia la victoria desde el salto inicial para lograr su tercera Supercopa consecutiva.

Si bien fue Rudy quien calentó el comienzo con un triple, el verdadero encargado de encender la mecha en el conjunto blanco fue Sergio Llull. El escolta menorquín anotó 15 puntos en el primer cuarto, más que el todo el FC Barcelona, que se sostuvo en las canastas de Ante Tomic (17 ptos) para compensar la falta de acierto exterior.

Sergio Rodríguez se puso a los mandos de un Real Madrid bien engrasado y con las ideas claras. Los interiores Felipe Reyes (7 ptos) y Bourousis (17 ptos) engordaron el colchón de puntos de los merengues bajo canasta y tampoco fallaron Rudy y Llull desde línea de los 6,75 (29-14).

Las reacciones del club catalán llegaron con la entrada de DeShaun Thomas (9 ptos) en pista. El alero estadounidense abrió un parcial 3-10 y encestó los primeros triples para los blaugrana, negados en ese aspecto hasta el momento. El Barcelona acabó de meterse en el encuentro con las canastas de Maciej Lampe, Justin Doellman y Tibor Pleiss (38-33). Sin embargo, Llull, con la ayuda de Gustavo Ayón, volvió a ponerse el traje de héroe para poner tierra de por medio en el marcador antes del descanso (49-39).

La reanudación tuvo como protagonistas a los tiradores de ambos equipos, que se enzarzaron en un duelo desde perímetro que resultó mejor para los madrileños (59-46). Al Barcelona se le acumulaban los problemas, además de frenar a Llull, Rudy y Nocioni también se convirtieron en un dolor de cabeza más (71-59).

El tiempo se agotaba y el Madrid veía la victoria cada vez más cerca. Ya con el partido controlado los madrileños ampliaron su ventaja con el Chacho protagonizando un parcial 13-3. El Barça estaba tocado y hundido. Los madrileños no superaron la barrera de los 100 puntos pero tampoco les hizo falta para adjudicarse el título de campeones.

SupercopaFinalStats