Green

No sale de un lío y ya está metido en otro, así es Draymond Green. Después de haber sido arrestado en un club nocturno tras una pelea con un fan y que el equipo estadounidense, con quien se prepara para los Juegos Olímpicos, pasara el incidente por alto, el jugador de los Warriors ha vuelto a meter la pata. Al parecer Green publicó una foto de sus partes íntimas en Snapchat, pero tardó en darse cuenta de su error y borrar la instantánea, de manera que sus seguidores no tardaron en dar su opinión sobre el descuido.

Al principio el jugador se pronunció en Twitter asegurando que su cuenta había sido ‘hackeada’, aunque más tarde cambió la versión ante los medios asegurando que “pulsó el botón equivocado“, informa Calvin Harris. “Todos estamos a un ‘click’ de poner algo en el lugar equivocado. Eso me ha pasado esta mañana“, reconoció.

En el primer entrenamiento de la selección de Estados Unidos sus compañeros bromearon con el incidente.