BlogCarlotaPauSustituto

 

Cojan la primera foto de Pau Gasol que tengan a mano. Agarren las tijeras y recorten su silueta. ¿Qué jugador encajaría en esa horma elegante, espigada y decisiva? En EEUU, ninguna. En Europa, ninguna. En España, tampoco. Por eso la pregunta para el seleccionador Orenga, este verano, no es quién hará de Pau en el Eurobasket de Eslovenia, sino quién será la pareja de baile de Marc. El reto no asusta al mediano de los Gasol: cumplir con las tareas de Pau en la cancha y fuera de ella. Ahora falta saber quién le guardará la espalda, como él hacía con su hermano. Los candidatos, tres: Germán Gabriel, Nacho Martín y Xavi Rey.

Gabriel, que ya ha asegurado que iría incluso a vendar tobillos, viene avalado por su segunda juventud. Ha conseguido números de MVP en su equipo y sus particulares movimientos, infalibles, son más ágiles desde que descubrió su dieta milagro como relataba en Gigantes. “Hace meses que no como una patata”. Su reciente lesión no es un pero, sino una ventaja ya que el descanso será un bien preciado entre tantas piernas cansadas de playoff.

Nacho Martín ni siquiera tuvo una primera juventud. Hoy, a sus 30 años está empezando a vivirla. El ala-pívot del Blancos de Rueda ha sido el jugador revelación de la temporada y el que casi deja con la miel del MVP en los labios a Niko Mirotic. Su poderío en el rebote, curtido en los playgrounds americanos y ya sin Felipe Reyes, puede ser fundamental para la selección. Su personalidad, generosa, no tendría problemas para encajar en un grupo ganador.

Xavi Rey es el eterno invitado. Cada verano entrena con ellos, convive con ellos y luego los ve por la tele. Orenga y Garbajosa no se perdieron detalle en Vitoria de su espectacular Copa del Rey. Su juego ha mejorado y su intimidación ahora es más que efectiva. Un cinco fuerte que está viendo los playoff del Herbalife Gran Canaria desde la barrera por una lesión inoportuna. Sin él, pese a la prórroga milagrosa ante el Baskonia, su equipo pierde mucho en competitividad.

Orenga debe acoplar dos figuras que nos hagan olvidar los puntos decisivos de Pau o los rebotes providenciales de Felipe Reyes. Junto a Marc e Ibaka, pinta que nuestros tres candidatos serán invitados y tendrán en su mano hacerse hueco en la vigente campeona de Europa. Aunque no cuadren en el cromo de Pau.