La delegación australiana no está nada contenta con su alojamiento en la Villa Olímpica, si el primer día se negaron a entrar debido a todos los problemas (luz, gas, fontanería…), la cosa no mejoró con un incendio en el sótano. Andrew Bogut ha decidido encargarse él mismo de arreglar todos los desperfectos que encuentre a su paso y, además, va a documentarlo en su cuenta de Twitter con el hashtag #IOCLuxuryLodging (El alojamiento de lujo del COI).


El tono de su primer tuit nada más empezar la aventura olímpica: “acabo de llegar a Río con los ‘boomers’. Mucha emoción por delante“, cambió radicalmente al llegar a la Villa donde se alojan los deportistas. Su siguiente mensaje lo acompañó de una foto en la que sale cosiendo una cortina de baño, según él para “ducharnos y no inundar la habitación“.

Además, el jugador australiano responde con ironía los comentarios de sus seguidores, que le preguntan cómo es posible que los atletas duerman en camas individuales y cómo van a hacer los jugadores de baloncesto para estar cómodos en esa situación. “En el #IOCLuxuryLodging creemos que la cama no es imprescindible para dormir. Los atletas bien preparados podemos hacerlo de pie“, contestó.